Fundador

  Fundador Fray Luis Amigó y Ferrer
   

FRAY LUIS AMIGÓ Y FERRER FUNDADOR DE LA CONGREGACIÓN DE HERMANAS TERCIARIAS CAPUCHINAS DE LA SAGRADA FAMILIA.

Fundación de sus dos Congregaciones

El 11 de mayo de 1885 en el transcurso de una sencilla y emotiva ceremonia realizada en el santuario de Nuestra Señora de Montiel, Fr. Luis fundó la Congregación de Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia.

Cuatro años después, el 12 de abril de 1889, festividad de nuestra Madre de los Dolores, Inauguró canónicamente la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos.
El 9 de junio de 1907 fue consagrado Obispo y nombrado administrador apostólico de Solsona. Como lema de su actuación pastoral escogió las palabras mismas que distinguieron la vida de Cristo, como Buen Pastor: "Doy mi vida por las ovejas"

Ha sido reconocido como Venerable por la Iglesia. Luis Amigó sigue vivo entre nosotros como una invitación permanente a fiarse de Dios y ser mensajero de su misericordia entre los jóvenes marginados. En el contexto de una vida sencilla, el Señor fue realizando progresivamente en él su designio amoroso, fue preparándolo para trasmitirnos un nuevo carisma en la Iglesia.

"La familia de Nazaret" imprime unas notas características, María y José vivieron plenamente el misterio de la Encarnación, tocaron, contemplaron y vieron el "Verbo de la Vida"; más aún, María lo engendró y José fue su padre nutricio. Francisco fue un asiduo contemplador de este misterio, desde la humildad del pesebre, hasta la donación de la cruz.

     
Aquí el "seguimiento de Cristo" se ejemplariza en la vida privada. La familia de Nazareth tenía unas características especiales, en ella se invierten los términos de la familia ordinaria: padre, madre, hijos. Aquí el menor "Jesús", es el "mayor", ocupa el vértice, el centro. Toda la vida de José y María estaba centrada en él. Era el aporte que daban al plan salvífico de la humanidad.